Las principales partes de una carretilla elevadora

Infórmate aquí sobre los diferentes usos de la carretilla elevadora, sus tipos y partes básicas, quién puede conducirla y cómo sacar el carnet de carretillero

Publicado: 15 Julio 2020
Las principales partes de una carretilla elevadora

Introducción

La tecnología en carretillas elevadoras, como puedes imaginar, ha avanzado mucho en los últimos años. Es muy importante que un carretillero conozca el funcionamiento de sus partes ya que se trata de su herramienta y es necesario prevenir cualquier tipo de riesgo.

La estructura de la carretilla elevadora permite cargar o descargar, almacenar, transportar, bajar y elevar palés por lo que es una herramienta muy utilizada en todo sector principalmente en transporte o logística

Para conducir una carretilla elevadora necesitarás certificar formación adecuada, lo que popularmente se conoce como carnet de carretillero. Existen diferentes tipos de carretilla elevadora: frontal, contrapesada, retráctil, apiladores, transpaletas manuales y eléctricas o recogepedidos. Los centros de formación especializados (presenciales u online) ofrecen cursos de carretillero adaptados a los diferentes tipos de carretilla.

Sigue leyendo para saber cómo sacar el carnet de carretillero válido y elige un centro de formación fiable y con experiencia.

¿Qué es una carretilla elevadora?

La carretilla elevadora es una máquina autónoma que, gracias a su estructura de contrapeso trasero y horquillas, tiene la capacidad de cargar, descargar, transportar, almacenar, elevar o bajar palés así como cualquier contenedor.

La ventaja más grande de estos aparatos, lo que los hace imprescindibles en la industria de logística y transporte, es que poseen un tamaño bastante compacto con gran potencia, por lo cual asegura productividad, seguridad y aprovechamiento del tiempo.

Su funcionamiento es con motor eléctrico, motor de combustión interna, a base de diesel o gas licuado de petróleo.

El operador de toro es el encargado de conducir una carretilla elevadora, con las destrezas y conocimientos suficientes para controlar las cargas, movimientos, velocidad, giros, frenos. Todo con un acertado uso de los accesorios, bajo esquemas de seguridad y disminución de riesgos.

Cuando hablamos de seguridad del carretillero, nos referimos a su vestimenta y el uso de los dispositivos propios del equipo, como el sistema para detectar peatones, sensores de proximidad, límites electrónicos para la velocidad, radares de ultrasonido o radiofrecuencia.

Tipos básicos de carretillas elevadoras

Existen distintos tipos de carretillas que se prestan para cada necesidad, desde aquellas que pueden moverse en espacios muy reducidos hasta las que no usan mástil, sino pluma telescópica.

Carretillas elevadoras contrapesadas

Sus horquillas en la parte frontal son especiales para la carga y descarga de estanterías con mercancía, ya que son más exactas y no requieren ninguna otra instalación de alcance. Pueden ser térmicas o eléctricas.

Es el tipo más comúnmente usado y, por su configuración, son llamadas también carretilla frontal. Alcanzan alturas entre 6 y 9 metros. 

Carretillas elevadoras contrapesadas de 3 ruedas

A diferencia de la anterior, tienen una rueda de tracción en el centro de la parte trasera, lo que les confiere mayor estabilidad y capacidad para trasladarse en espacios pequeños.

Carretillas retráctiles

El nombre de carretilla retráctil se debe al característico giro de tracción que puede realizar su mástil, para lograr que las horquillas recojan, levanten y ubiquen la mercancía en cualquier canal de los estantes.

Tienen ruedas de nailon por lo que son más usadas en el interior del almacén; además, pueden alcanzar alturas entre 3 y 12 metros.

Carretillas tipo torre

Se clasifican en carretillas trilaterales (apiladoras), con movimientos de horquillas hacia adelante y ambos lados, tiene la funcionalidad de elevar la cabina del puesto de mando hasta 18 metros, trabaja eficientemente en estanterías altas.

La otra es la carretilla bilateral, cuyas horquillas se mueven hacia adelante y un solo lado. Ambas pueden operar en pasillos reducidos.

Transpaletas manuales

No poseen motor, por lo tanto deben ser manipuladas por una persona. Son creadas para trasladar cargas paletizadas de hasta 3500 kilogramos, a través de un timón que es el centro de la relación entre el operador, la máquina y el palé.

Transpaletas eléctricas

Este tipo de transpaletas sí poseen motor para accionar las elevaciones de carga, descarga, operaciones de picking y transporte de materiales. El mayor beneficio de la transpaleta eléctrica es el aprovechamiento de espacios para ubicar los materiales.

Carretillas elevadoras de carga lateral

Es recomendable su uso para manipular cargas anchas o largas, ya que las horquillas recogen y trasladan los materiales a un lado del montacargas.

Carretillas teletruck

En vez de usar un mástil vertical para mover las cargas, utilizan una pluma telescópica que les permite ser aún más exactas cuando se trata de alcanzar espacios.

Recogepedidos

Diseñadas para trasladar bultos al ras del piso o elevarlos a pocos metros de altura; no son aptas para desplazar mercancías paletizadas.

Las principales partes de una carretilla elevadora

Si deseas dedicarte a ser conductor de montacargas, deberás conocer muy bien las siguientes partes de carretilla elevadora:

Horquillas: paletas encargadas de sujetar las cargas.

Tablero porta horquillas: donde van sujetas las horquillas u otro complemento que requieras según el trabajo.

Brazo telescópico: su función es elevar las cargas verticalmente, hacia abajo o arriba. También se le conoce como mástil.

Contrapeso: masa de hierro ubicada en la parte posterior. Como su mismo nombre lo indica, es un contrapeso que estabiliza la carretilla e impide que se vuelque al levantar las cargas.

Ejes: son los pares de ruedas; las de adelante proporcionan tracción para movilizar los materiales (ejes de tracción), las de atrás se encargan de direccionar la máquina (ejes de dirección).

Cabina: donde se posiciona el operador para manejar los controles.

Palancas hidráulicas: parte de los controles que maneja el operario.

Quién puede conducir una carretilla elevadora

Toda persona que posea un carnet de carretillero oficial, válido y homologado, puede conducir un vehículo toro, ya que es el requisito de ley exigido para desarrollarse en este campo.

Debido a que es un trabajo que demanda mucha atención, responsabilidad y destreza por los peligros que implica, la ley es muy estricta en cuanto a sacar carnet de carretilla elevadora, lo que equivale a hacer un curso de carretillero teórico–práctico.

Si te fijas en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales 31/1995 o el Real Decreto 1215 / 1997, son claros en cuanto a la obligación del empresario en garantizar la formación adecuada a su personal, respecto a seguridad, riesgos y manipulación de carretillas.

Toda vez que una persona esté capacitada y supere las evaluaciones pertinentes, podrá obtener el certificado de carretillero, el cual es aceptado en toda España y la Unión Europea.

La fomación del carretillero: curso de carretilla elevadora

Como mencionamos anteriormente, el curso es la formación obligatoria para desarrollarse como operador de estas máquinas. Posee una parte teórica y otra práctica, ambas con sus respectivas pruebas para constatar tu aprendizaje.

Puedes hacerlo de dos maneras:

Presencial

Debes escoger una academia debidamente acreditada para impartir la formación, con profesores cualificados, que te entregue el carnet válido y homologado.

También puedes efectuar el curso en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), el cual subvenciona las capacitaciones ya que son especialmente dirigidas a personas desempleadas.

Online

Esta modalidad suele ser la más escogida para cumplir la formación teórica, ya que puedes estudiar y presentar el examen a distancia, sin movilizarte, controlando tu tiempo.

Una vez que pagues el certificado, te lo enviarán vía correo electrónico o postal en el transcurso de 24 a 48 horas, a fin de verificar la información de pago. Recuerda que si eliges esta opción debes cerciorarte de que la empresa acepte la experiencia que poseas o, en otro caso, se encargue de proporcionarte las prácticas necesarias.


Ampliar información:


© Copyright 2021, tiposcarretillaselevadoras.com. Todos los derechos reservados.